Alfredo Rodriguez

 

"The Little Dream", la canción que da título al cuarto álbum de estudio del pianista y compositor cubano Alfredo Rodríguez (Mack Avenue Records), se convierte sutilmente en una afirmación edificante: una que refleja a los niños esperanzados construyendo un futuro más brillante, donde los pequeños sueños se manifiestan en grandiosas realidades."The Little Dream", la canción que da título al cuarto álbum de estudio del pianista y compositor cubano Alfredo Rodríguez (Mack Avenue Records), se convierte sutilmente en una afirmación edificante: una que refleja a los niños esperanzados construyendo un futuro más brillante, donde los pequeños sueños se manifiestan en grandiosas realidades.No hay mejor ejemplo de esto que el propio viaje personal de Rodriguez: desde sus humildes comienzos en Cuba hasta su descubrimiento por Quincy Jones, dejando a su familia para emigrar a los Estados Unidos y perseguir su propio sueño.

 

En la última década, Rodriguez pasó de ser un joven artista local cubano a estar nominado al mundialmente reconocido Grammy con tres trabajos aclamados por la crítica en Mack Avenue Records: Sounds on Space (2011), The Invasion Parade (2014) y Tocororo (2016) )).Con los años, las giras mundiales de Rodriguez han moldeado su diverso punto de vista global. "Creo que las personas son más parecidas que diferentes. Vivimos en un momento en el que tenemos muchas formas de informarnos, y sin embargo, algunos lugares y personas eligen permanecer aislados. Como resultado, el mundo puede parecer que carece de paz y empatía en lugar de mostrar unidad y tolerancia ".En un momento en que los gobiernos quieren construir muros en lugar de puentes, y programas edificantes como DACA están siendo rescindidos, Rodriguez entiende cuán importantes son los "sueños", especialmente para los jóvenes de hoy y los niños inmigrantes conocidos como " DREAMers "- para dar forma a un futuro más unificado. He expresado, "el título de mi nuevo álbum, The Little Dream, es mi respuesta a nuestro clima mundial actual.

 

El título proviene de mi fascinación por el mundo de los sueños, que es una hermosa manifestación de nuestra realidad. Mi mayor sueño es uno donde todos los humanos viven felices y en paz. Los niños son la esperanza y la respuesta para crear un mundo de amor, paz, unidad y comprensión ".The Little Dream se grabó en solo dos días, y la mayoría de las canciones se hicieron de forma impresionante en una toma.

 

Rodríguez explica: "No me gusta la perfección en el sentido común de la palabra. Para mí, la perfección es la forma en que reaccionamos ante algo inicialmente, y eso hace que mi música sea mejor y más honesta. Lo más hermoso es cuando toco y sucede lo contrario de lo que pretendía, así que tengo que encontrar una solución mientras no paro de tocar! La música es como la vida, se trata de adaptación y transformación en el momento ".Dos músicos que se unen a Rodríguez en The Little Dream y que han ayudado a dar forma al sonido del álbum son Michael Olivera y Munir Hossn. "He estado de gira y tocando con Michael y Munir en los últimos años, por lo que The Little Dream es un testimonio del sonido que hemos desarrollado".Quincy Jones continúa como productor, y Rodriguez nunca deja de aprender de su maestro. "Quincy siempre me impresiona, y para un músico joven, es una oportunidad increíble poder estar cerca de una leyenda. Quincy ha afectado a mi vida de muchas maneras positivas: es mi mentor y el músico más abierto que conozco . Su influencia me ha hecho una mejor persona y un mejor músico ".

 

A medida que la música jazz ve un resurgimiento en el público más joven, Rodriguez lidera el camino de la nueva ola de músicos cubanos. La rica historia musical de Cuba finalmente se está exponiendo a un público más amplio, que siempre ha sido una esperanza para muchos artistas nuevos.The little Dream, concluye Alfredo, "se trata del niño que está dentro de nosotros y de cómo la imaginación y la creatividad son mensajes de esperanza. Nadie sabe mejor que yo que un pequeño sueño puede convertirse en un gran sueño, y los grandes sueños pueden convertirse en realidad ".

 

ERNIE WATTS GOOD

Saxofonista y compositor Estadounidense nacido en Norfolk, Virginia, pero criado en Wilmington, Delaware, especialmente conocido por su inigualable sonido, siempre reconocible. Muy influenciado por  John Coltrane en "Kind of Blue", Watts comenzó a estudiar saxofón a la edad de 13 años. Con 16 tocó con la Orquesta Sinfónica de Delaware como solista, pero también estaba aprendiendo el lenguaje del jazz a base de escuchar discos (no hay muchas más maneras). Después de la secundaria Watts estudió música en la Universidad de West Chester, y después obtuvo una beca Downbeat en la pretigiosa escuela de Berklee College of Music en Boston.Saxofonista y compositor Estadounidense nacido en Norfolk, Virginia, pero criado en Wilmington, Delaware, especialmente conocido por su inigualable sonido, siempre reconocible. Muy influenciado por  John Coltrane en "Kind of Blue", Watts comenzó a estudiar saxofón a la edad de 13 años. Con 16 tocó con la Orquesta Sinfónica de Delaware como solista, pero también estaba aprendiendo el lenguaje del jazz a base de escuchar discos (no hay muchas más maneras). Después de la secundaria Watts estudió música en la Universidad de West Chester, y después obtuvo una beca Downbeat en la pretigiosa escuela de Berklee College of Music en Boston.


En 1966, estando en Berklee, se le propuso unirse a la big band de Buddy Rich  y recorrió el mundo con Buddy. En 1968 se había trasladado a Los Ángeles, tocando con grandes bandas como Gerald Wilson, Louis Bellson, y Oliver Nelson, con quien también hizo una gira por África. Watts se convirtió en el saxofonista más cotizado de Los Angeles en cuanto a grabaciones de estudio,  haciendo música para cine y televisión durante más de 25 años. Alguna de esas películas son, El Color Púrpura, Los Cazafantasmas, Tootsie, Fama, y The Fabulous Baker Boys, entre muchas otras. También grabó discos de estudio con Marvin Gaye, Frank Zappa, Aretha Franklin, Steely Dan, y muchos otros grupos de pop, rock y R & B, y fue miembro del Doc Severinsen Big Band en el Tonight Show con Johnny Carson durante 20 años.


Pero su onda seguía siendo el jazz, Grabó con Thelonious Monk, Freddie Hubbard, Clark Terry, Jean-Luc Ponty, y Quincy Jones, quien produjo el primer álbum de Watts ganador del Grammy "Carros de fuego". Watts recorrió Asia con Pat Metheny en los años 80 como parte de la Metheny Especial Cuarteto, que incluía a Charlie Haden. Haden montó una nueva banda llamada, Cuarteto de Occidente, y Watts, miembro fundador, toco con el fallecido Charlie Haden durante más de 25 años. Las grabaciones de Quartet West trajeron Watts atrajeron la atención por Watts de un público más purista dentro del Jazz.


Hoy Watts tiene sus propios grupos de jazz en varios continentes, y trabaja con frecuencia en Europa con su Watts Ernie Cuarteto desde hace mas de 15 años. Bajo su propio nombre, ha grabado con muchos artistas de jazz incluyendo Kenny Barron, Arturo Sandoval, Mulgrew Miller, Jack DeJohnette, y Eddie Gómez. En 2004, Watts fundada Flying Dolphin (sello “familiar”) con su esposa Patricia, lanzando ocho álbumes hasta el momento. "Esto me da la flexibilidad y el control que necesito para grabar mi música como la escucho", dice Ernie.
Ernie Watts ha tocado en más de 500 grabaciones, enseña clases magistrales en colegios y universidades, y lleva a cabo programas orquestales con sinfónicas  internacionales. Con 24 álbumes con su propio nombre, se ha generado un impresionante legado artístico a través de sus más de cincuenta años de carrera, no sólo en el estudio sino también en los principales escenarios del mundo. Watts ha sido galardonado con dos premios Grammy y el Premio de Música de Frankfurt por su trayectoria en el rendimiento y la composición.

 

POPOVIC GOOD

 

 

Ana Popovic nace el 13 de mayo de 1976 en la ciudad de Belgrado, antigua Yugoslavia, la primera hija de Milutin y Vesna Popovic. Ana crece en una familia cálida y amorosa donde la música es muy importante. Su padre, Milutin es una buen guitarrista/bajista, que siempre está invitando a los amigos para realizar jam sessions nocturnas. En esta atmósfera Ana crece, escuchando muy a menudo, la impresionante colección de discos de blues y soul de su padre. Por último, a los 15 años, Ana coge la guitarra de su padre.

En el colegio Ana es una buena estudiante. Aunque no tiene todavia la curiosidad por la guitarra, aprende con facilidad. Con el telón de fondo de la agitación política en Belgrado, recibe una buena noticia: es seleccionada para asistir a una de las escuelas más destacadas en Belgrado. A pesar de sus años de adolescente rebelde y una situación política inestable en el marco del régimen nacionalista de Milosevic, pasa los exámenes sin problemas.

Alrededor de 1991 Ana sucumbe inevitablemente a los encantos de la guitarra. Su padre sigue ayudandola, pero se da cuenta de que el don natural de su hija para tocar el instrumento va más allá de sus propias habilidades. Aunque la familia no es rica, sus padres hacen lo  imposible para que  asista a clases particulares de guitarra, en las que Ana se deja el alma, sorprendiendo a su maestra con su progreso y el rápido desarrollo de un estilo propio. Por último, al terminar su educación en 1994, Ana toma la decisión de seguir los pasos de su padre, estudiando diseño gráfico en la universidad de Belgrado. 


 Es a partir de 1995 cuando la música comienza a ocuparle más tiempo y Ana forma su primera banda “Hush” con su amigo y guitarrista Rade Popovic. Ensayan con frecuencia en un pequeño garaje en  Nueva Belgrado y rápidamente los primeros conciertos empiezan a salir. Ser una chica inicialmente significa que Ana pase a un segundo plano, pero esta situación va a cambiar muy pronto. Durante los siguientes tres años la banda de Ana actua en todos los clubes más importantes y en 1998, llega al centenar de actuaciones al año y aparece habitualmente en la televisión yugoslava. El fin del comunismo significa que los músicos puedan finalmente ser libres para viajar y Ana toca en festivales de blues en Grecia y Hungría. Con su banda, The Hush, graba su primer disco “Hometown”, y en 1998, sólo unas semanas antes del inicio su nuevo curso de diseño gráfico en  la Universidad de Utrecht, Ana decide enviar una cinta en al Conservatorio de Utrecht. La cinta es seleccionada de inmediato, dejándola con una sola opción donde elegir … sintiéndose más músico que diseñadora la decisión estaba tomada.

 

Menú Usuari

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies Más Información